DIVORCIO: CÓMO PUEDO DIVORCIARME DE MI PAREJA

La vuelta de las vacaciones, la rutina y las continuas idas y venidas, nos hacen replantearnos la pareja que tenemos a nuestro lado. En muchas ocasiones, nos damos cuenta de que nuestro camino con la otra persona ha llegado a su fin, pero no sabemos cómo hacerlo. Si estás leyendo esto, seguramente sea porque te encuentras en una situación parecida y quieras conocer como llevar a cabo tu divorcio. Bueno, entonces estas en el lugar indicado.


Como todo en la vida, las cosas, al igual que empiezan, acaban, por lo que lo principal es no ponerse negativos, ya que uno de los grandes problemas que surgen dentro de un divorcio es el gran contenido emocional que se cuela dentro del proceso, y en la mayoría de las situaciones no nos deja actuar de la forma más racional.

divorcio separación matrimonio pareja

Vías para poder divorciarte


Lo primero que debemos saber es que existen diversas formas de disolver un matrimonio, todo en función de una serie de variantes dentro de la pareja. Si existe un consenso entre ambas partes sobre las medidas a establecer tras la disolución del matrimonio, se formalizará un Convenio Regulador de mutuo acuerdo. Una vez tenemos suscrito el Convenio Regulador, hay que proceder a su formalización, donde podemos encontrar dos caminos distintos:

  • Si no existen hijos menores de edad entre los cónyuges, se podría formalizar su divorcio sin necesidad de acudir a la vía judicial, ya que se realizará ante notario. Se denomina comúnmente divorcio express. Es una de las vías más rápidas y económicas de disolver el matrimonio.
  • Si existiesen hijos menores de edad, dicha ratificación del Convenio Regulador se debe llevar a cabo ante el Juzgado de Familia. En este caso será obligatoria la intervención del procurador. Este trámite suele ser bastante rápido, ya que ambos cónyuges simplemente deben ratificar el Convenio Regulador ante el juez.

Pero si, por el contrario, no encontramos ningún tipo de acuerdo o cooperación entre los cónyuges, habrá que recurrir a la vía contenciosa e iniciar un proceso de divorcio o separación ante el Juzgado de Familia. En este caso, será el propio Juez el que, a la luz de los hechos señalados y probados por las partes, emita una sentencia disolviendo el matrimonio y estableciendo las medidas que estime oportunas. Por ello, siempre recomendamos que las partes intenten resolver sus diferencias y sean ellas mismas las que de mutuo acuerdo estipulen lo que consideren necesario.


En este sentido, cabe señalar la vía de la Mediación de forma voluntaria y extrajudicial. Este proceso se utiliza de forma recurrente por aquellas parejas donde existen discrepancias a la hora de formalizar el Convenio, y que, con la ayuda del Mediador, acaban resolviéndolas, pudiendo llegar a suscribir de mutuo acuerdo un Convenio Regulador. En ese caso, el acuerdo es vinculante para ambas partes, que bien podrán elevarlo a escritura pública convirtiéndolo en un título ejecutivo, o bien ratificarlo ante el Juzgado de Familia (recordemos que dicho trámite es obligatorio siempre que existan hijos menores).

divorcio separación mediación matrimonio pareja


Para resumir, lo más importante a tener en cuenta es que no existen modelos fijos ni patrones establecidos a la hora de resolver un divorcio. Cada uno es libre de fijar los limites adaptándose a su propia situación. Por ello, siempre es necesario el compromiso y la comunicación entre ambos cónyuges, lo que ayudará a agilizar el proceso, evitando que una tercera parte tenga que decidir sobre el asunto.


Generalmente, todos buscamos siempre un abogado barato que nos ayude a gestionar nuestro divorcio, pero como dice el dicho español “lo barato acaba saliendo caro” y en muchas ocasiones la gestión no es la más adecuada. Por ello, desde Loyalty&Co siempre ofrecemos un precio ajustado a cada situación económica concreta, buscando una solución óptima y apostando por la vía más rápida para nuestros clientes.

Si te encuentras en una situación parecida o quieres obtener más información, no dudes en contactar con nosotros.